JESÚS FUE TENTADO POR EL DIABLO

Lucas 4:1-13

«Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.» (12)

«No sólo de pan vivirá el hombre» (1-4)

Después del bautismo de Jesús, el Espíritu Santo lo llevó a enfrentar al diablo en el desierto. Jesús ayunó cuarenta días. El diablo dijo: «Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan». Jesús podría haber resuelto su urgente necesidad física. Pero él dijo: «Escrito está:  «No sólo de pan vivirá el hombre». El hombre no es solamente carne, sino también espíritu. Jesús confió en Dios.

«Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás» (5-8)

El diablo entonces tentó a Jesús con un trato: «Adórame y a ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos». Jesús dijo: «Escrito está:  Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás». Jesús no hizo tratos con el diablo.

«No tentarás al Señor tu Dios» (9-13)

El diablo tentó a Jesús a saltar del templo porque la palabra de Dios dice que sus ángeles lo atraparían. Jesús dijo: «No tentarás al Señor tu Dios». Jesús derrotó al diablo.

Oración: Señor, usted es más grande que el maligno. No me deje caer en la tentación. Líbreme del mal.

Una palabra: La victoria está en Jesucristo nuestro Señor.