YO OS RECOGERÉ DE LOS PUEBLOS

Ezequiel 11:1-25

“Di, por tanto: Así ha dicho Jehová el Señor: Yo os recogeré de los pueblos, y os congregaré de las tierras en las cuales estáis esparcidos, y os daré la tierra de Israel.” (17)

Haré juicios entre vosotros (1-13)

El remanente en Jerusalén después del exilio pensó que ellos eran la carne en la olla y veía a los exiliados como huesos inútiles y basura. Pero esto no era cierto. Sus líderes estaban dando malos consejos. No predicaron el arrepentimiento, sino que enseñaron falsa seguridad. No vivieron por la palabra de Dios ni enseñaron a la gente a hacerlo. Nuevamente, Ezequiel temió por el remanente de Israel.

Les seré por un pequeño santuario (14-25)

Los exiliados que se arrepintieron y permanecieron fieles a Dios, aunque estuvieran lejos de casa, serían recogidos por Dios y regresados. Ellos encontraron un santuario en el Señor. Dios quitaría sus corazones de piedra y les daría corazones de carne, vivos y sensibles a la palabra de Dios. Volverían y limpiarían la ciudad.

Oración: Señor, ayúdeme a volver con el que restaura mi corazón.

Una palabra: Vuelve al Señor.