PROFECÍA CONTRA MOAB

Isaías 15:1-16:14

“Y se dispondrá el trono en misericordia; y sobre él se sentará firmemente, en el tabernáculo de David, quien juzgue y busque el juicio, y apresure la justicia.” (16:5)

Mi corazón dará gritos por Moab (15:1-9)

Moab es el descendiente de Lot, el sobrino de Abraham. Moab sedujo a Israel a adorar a Baal (Num 25:1-5). Ella la atacó y tomó a Israel por 18 años (Jue 3:12-14). Ella invadió a Israel innumerable veces (2 Rey 13:20). Dios juzgó a Ar, Kir y todas las ciudades famosas de Moab. Ellos se hicieron como aves espantadas que huyen de su nido. El juicio de Dios es severo y exhaustivo contra los enemigos de Israel. Pero el corazón compasivo de Dios grita por Moab. Este es el corazón de Dios Padre que desea que los pecadores se arrepientan y sean salvos.

Se dispondrá el trono en misericordia (16:1-14)

Los versículos 1 al 5 nos muestran cómo Moab puede salvarse. Dios establecerá un trono de la casa de David, Jesús el Mesías. Él es la única esperanza por los moabitas que serán destruidos. Los versículos 6 al 10 muestran que la gran soberbia, insolencia y orgullo de Moab causaron su destrucción. Dios ha hablado sobre el juicio sobre Moab. Así se hará (vv. 11-13).

Señor, quite mi soberbia, insolencia y orgullo que causan mi destrucción. Graicas por el Mesías, Jesús, la única esperanza para todos los perdidos seres humanos.

Una palabra: Un trono será establecido en misericordia.