LA TAREA DE LOS HIJOS DE COAT, DE GERSON, Y DE MERARÍ

Números 4:1-33
Versículo Clave: 4:15

Dios habló al pueblo israelí sobre cómo podrían desarmar el tabernáculo y mudarlo en detalle. Aarón y sus hijos que son los sacerdotes debían cubrir el arca del testimonio y el velo de la tienda, y poner sobre ella la cubierta de pieles de tejones. Además, deben extender encima un paño todo azul y ponerle sus varas. También ellos ponen y quitan todos los utensilios del aceite con que se sirve a Dios y las cenizas. Los hijos de Coat debían cargar el tabernáculo con sus hombros cuando se movían. Ellos eran privilegiados y bendecidos por poder llevar los utensilios del santuario con sus hombros. Esto significa que ellos pudieron servir más cerca de la presencia de Dios que es simbolizada por el arca del testimonio y los utensilios del santuario. Ellos podían experimentar la presencia del Señor con todo su cuerpo. Y podían sentir y acompañar a Dios quien estaba guiando el pueblo.

Pero, si ellos tocaban cosa santa sin temor de Dios, eran muertos. Si ellos veían el lugar santísimo aun por un segundo, serían muertos. Es que era un grave pecado profanar la Santidad de Dios. Dios no permite que sea profanada su santidad sin reverencia. Somos privilegiados por poder servirle a Dios siendo real sacerdote en esta época. Pero no debemos perder el temor reverente a Dios. Nosotros somos llamados a guardar la Santidad de Dios y alabarle y revelar sobre ella. Los hijos de Gersón encargaron el oficio de llevar y ministrar las cortinas del tabernáculo, la cubierta de pieles de tejones que estaba encima de él y la cortina de la puerta del tabernáculo de reunión. La familia de Merarí, cargaron las tablas, columnas y los palos. Su deber no se compara con la carga de los de Coat que llevaron las cosas santas. Son preciosos los que sirven a Dios en cualquier lugar o desde cualquier posición. Los que sirven a Dios, deben servirle fielmente con el agradecimiento.

Aplicación: ¿Con qué actitud sirve al Señor?

Una Palabra: Servirle con reverencia fielmente

Un pensamiento en “LA TAREA DE LOS HIJOS DE COAT, DE GERSON, Y DE MERARÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *