LA MUERTE Y EL ENTIERRO DE JESÚS

Lucas 23:44-56

Cuando el centurión vio lo que había acontecido, dio gloria a Dios, diciendo: Verdaderamente este hombre era justo.” (47)

La hora de la muerte de Jesús (44-49)

El significado de la muerte de Jesús fue marcado por Dios con una oscuridad que vino sobre toda la tierra. Jesús murió de forma voluntaria y victoriosa, entregando su espíritu en las manos de Dios. La cortina del templo fue rasgada en dos, mostrando cómo la muerte de Jesús abrió el camino a Dios. Cuando un endurecido centurión romano vio cómo murió Jesús, estaba convencido de la justicia de Jesús.

Jesús es enterrado por José (50-56)

Incluso entre el concilio que había condenado a Jesús, había un hombre bueno y justo, que no había consentido, José de Arimatea. Cuando vio cómo murió Jesús, se animó a ir a Pilato y a ofrecer su propia nueva tumba para que Jesús fuera enterrado. José fue usado para honrar a Jesús en la muerte y establecer el escenario para su resurrección.

Señor, gracias por la muerte de Jesús, que abrió mi camino a Dios. Gracias por la gente buena y justa en lugares inesperados.

Una palabra: La muerte de Jesús hace que la gente sea santa