JESÚS ES CRUCIFICADO

Lucas 23:26-43

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.” (43)

Jesús va a la cruz por nuestro perdón (23:26-34)

La muerte de Jesús parecía una tragedia dolorosa. Pero Jesús recordó a las mujeres afligidas que su muerte era para traernos al arrepentimiento para que podamos escapar del juicio. Jesús fue crucificado entre dos criminales para ofrecer perdón a cualquiera que venga a él.

Un pecador se arrepiente (35-43)

En su condición aparentemente impotente en la cruz, la gente derramaba libremente su desprecio y burla sobre Jesús. Pero uno de los criminales entendió la justicia de Dios, y vio con ojos espirituales que Dios daría un reino al inocente y santo Jesús. Él le pidió humildemente a Jesús que lo recordara. Jesús le otorgó al instante la vida eterna en el paraíso. Eso fue lo que Jesús vino a hacer en este mundo.

Señor Jesús, acepto el perdón de todos mis pecados en su cruz. Gracias por traer a los pecadores al paraíso.

Una palabra: Jesús fue crucificado para perdonar y darnos el paraíso