INTRODUCCIÓN A RUT

El libro de Rut es como una joya que brilla intensamente contra el terciopelo oscuro. El tiempo de los jueces estuvo marcado por la violencia. Todos hacían lo que bien les parecía “porque no había rey en Israel.” No parecía haber fe y ni fidelidad en Israel. En este tiempo de anarquía moral, los ojos de Dios se volvieron hacia una mujer gentil, Rut. Dios no estaba atado por el nacionalismo judío, a pesar de que eligió a Israel como su pueblo del pacto. Dios busca hombres y mujeres de fe de todas las edades y en cada nación. Rut es una de las cinco mujeres que Mateo incluye en la genealogía de Jesús.

 

El libro se abre con Noemí, la suegra de Rut, siendo vaciada de toda la alegría y esperanza humana (1:21), y termina con que Naomi se llenó de gozo y esperanza a causa de Rut. El libro comienza con la decisión de Rut de renunciar a su pueblo, su matrimonio, sus dioses y su futuro para comprometerse con su afligida suegra y con el pueblo de Dios. El libro termina con Noemí sosteniendo un bebé en sus brazos, su gozo y la esperanza de Israel.

 

El libro de Rut es también la historia del amor redentora. Booz se enamora de Rut y acepta el papel de pariente-redentor. Booz refleja el amor redentor de Dios por Israel y por toda la humanidad. Dios pone el escenario para el rey David y Jesús.