EL AUTOR DE LA SALVACIÓN

Hebreos 2:1-18
Versículo clave: 2:10

Cuando vivimos sin dar importancia a la gran salvación que Dios nos da a través de Jesús, no podemos escaparnos del juicio de Dios. Si conocemos quién es Jesús, no podemos ignorar la salvación que él nos da. Jesús es quien hace obedecer a toda la creación. La razón por la cual Jesús se hizo hombre – un poco menor que los ángeles – y padeció la muerte, era para salvarnos. Pero, en el futuro, Jesús será coronado de gloria y honra y reinará sobre toda la creación. Este Jesús es digno de ser el Señor de la Salvación. Dios quiere que muchos hijos de fe reciban su gloria juntamente. Dios estableció a Jesús como el pionero de la salvación para salvar a muchos y le hizo padecer para perfeccionar la obra de salvación. Jesús encarnado se hizo hermano de los creyentes. Como nosotros somos de carne y sangre, Jesús se vistió del cuerpo de carne y sangre y experimentó lo que los hombres experimentan. Jesús murió para destruir al diablo que tenía el dominio de la muerte. También Jesús murió para liberar a todos los hombres que estaban apoderados por el temor de la muerte. La encarnación de Jesús muestra que él es el Sumo Sacerdote misericordioso y fiel que perdona el pecado del pueblo. El sumo sacerdote del Antiguo Testamento ofrecía sacrificios con la sangre de los animales. Estos sacrificios no podían solucionar el problema del pecado desde su raíz. Pero, Jesús se hizo hombre, recibió la misma tentación que nosotros y padeció hasta la muerte. De esta manera, nos salvó completamente.

Aplicación: ¿Para quiénes Jesús padeció hasta la muerte?
Una palabra: Para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *