EBED-MELEC SALVÓ A JEREMÍAS

Jeremías 38:1-28 (8, 9)

Hay momentos en que se necesita valentía. Hay momentos en que se necesita valentía para hacer el bien y la justicia y más que todo, la fe. En el pasaje de hoy sale un personaje que tuvo esa valentía. Los príncipes de Israel se enojaron porque Jeremías dio el mensaje al pueblo que se rindiera a Babilonia y dijo que esa era su única manera de sobrevivir. Ellos dijeron al rey que Jeremías sólo debilitaba la mano de ejército y al pueblo. Ellos pidieron al rey que lo matara. Entonces tomaron a Jeremías y lo echaron en la cisterna que estaba en el patio de la cárcel. En la cisterna no había agua, sino lodo, y Jeremías se hundió en el lodo. Ahí, estuvo en peligro de morir de hambre.

Pero en este momento de peligro, Dios protegió a Jeremías. Hubo un hombre que quiso salvar a Jeremías. Fue Ebed-melec, el etíope, eunuco de la casa real. Él reconoció a Jeremías como un verdadero profeta y no podía verlo morir porque era profeta. Ebed-melec salió de la casa del rey y habló al rey para salvar a Jeremías: dijo que los príncipes hicieron mal en todo lo que han hecho con el profeta Jeremías y que si no salvaba a Jeremías, moriría de hambre en la cisterna. Esto no puede hacerse sin valentía, ya que los príncipes odiaban a Jeremías. Cuando los príncipes hablaron, el rey aceptó todo lo que pidieron los príncipes y entregó a Jeremías. Ebed-melec podría recibir el odio de los príncipes y podría estar en peligro, pero ¿temió a la autoridad de los príncipes? Él no podía ver que un profeta de Dios muriera por los impíos. Él estuvo del lado de la justicia en un mundo lleno de injusticia. A él no le importó la mirada de los hombres y él estuvo del lado de Dios. La valentía verdadera viene de confiar en Dios. Dios quiere que nosotros seamos hombres valientes para el bien y para Dios. Dios trabaja con los que tienen valor. El rey escuchó la palabra de Ebed-melec y mandó sacar a Jeremías antes que muriera. Dios prometió salvar a Ebed-melec, quien salvó al profeta de Dios con valor, cuando Israel fuese destruido. ¿Hay valentía en mí como la de Ebed-melec?

Aplicación: ¿Tiene valentía?
Una palabra: La valentía de fe.

Un pensamiento en “EBED-MELEC SALVÓ A JEREMÍAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *