CINCO PANES Y DOS PECES

Juan 6:1-15

“Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?” (9)

¿De dónde compraremos pan? (1-6)

Las sanaciones de Jesús trajeron una gran multitud a él. El buen pastor Jesús tuvo un corazón compasivo por ellos. Él estaba dispuesto y listo para alimentarlos de la nada. Sin embargo, él probó a Felipe, diciéndole: “¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?” Jesús quería entrenar al inteligente de Felipe para que tuviera una fe práctica en Jesús para alimentar a muchos, teniendo un corazón pastoral el suyo.

¡Aquí está un muchacho! (7-15)

Felipe era muy listo, pero falló la prueba de Jesús con una mentalidad negativa. Él no conocía ni tenía el corazón pastoral de Jesús. Él no tenía fe en Jesús que puede alimentar a 5000 personas de la nada. Andrés era diferente. Él entendió el corazón pastoral de Jesús. Él tenía fe en su poder. Él quería colaborar con cualquier pequeña cosa que tuviese. Jesús aceptó sus 5 panes y 2 peces. Él los usó para alimentar a 5000 personas con 12 cestas llenas con lo que sobró. Cuando la multitud quiso proclamarlo rey, Jesús los dejó.

Señor, ¡quieres alimentar a todas las personas del mundo! Aquí estoy, un siervo pequeño, con no mucho talento y un poquito de conocimiento bíblico. Úsame para alimentar a muchos.

Una palabra: ¡Encuentra tus 5 panes y 2 peces y dáselos a Jesús para alimentar a muchos!