¿CÓMO PUEDO MALDECIR AL QUE DIOS BENDIJO?

Números 23:1-30
Versículo Clave: 23:8

Balac quería que Balaam maldijera a Israel, pero él lo bendijo. La primera razón por la que hizo fue porque Israel es un pueblo consagrado y especial que no mezcla su destino junto a cualquier pueblo. Y segunda razón es que el pueblo Israelí sería un pueblo próspero en gran manera por la bendición y favor de Dios. Balac pensaba en que Balaam bendijo a Israel al ver su gran multitud. Entonces, lo llevó a la cumbre del monte de pisca dónde pudiera ver solamente el borde del pueblo israelí. Pero Balaam lo bendijo otra vez allí, con bendición para Israel. Dios no es humano y nunca se arrepiente ni miente. Dios cumple toda su palabra sin falta. Balaam dijo que no podía menos de obedecerle a Dios porque El le dio la palabra de bendición. La fuerza de Israel, el pueblo de Dios es como de búfalo y no hay adivinación para dañarlo; intentar atacar al pueblo de Dios es como la pelea contra un león que se erguirá.

Nuestro Dios nos bendice a nosotros que somos su pueblo escogido y nos hace fuente de bendición. ¿Quién podrá maldecir al pueblo que Dios bendijere? Aunque alguno lo maldijera, ¿de qué servirá ésta maldición? ¿No será vuelta aquella maldición a los mismos que maldijeran al que Dios bendijera? Pidamos que confiemos en éste Dios y vivamos por fe en El. Pidamos que llevemos una vida victoriosa por fe en Dios quien bendice a los que viven por fe.

Pregunta: ¿Teme perder la bendición dada por Dios?
Una Palabra: Nadie arrebata la bendición dada por Dios.

  1. :mrgreen: Dios nunca se contradice en su palabra

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>