EN LOS NEGOCIOS DE MI PADRE ME ES NECESARIO ESTAR…

Lucas 2:41-52
Versículo Clave: 2:49

Cuando cumplió Jesús doce años, fueron a Jerusalén. Al emprender el viaje de regreso, Jesús se había quedado en Jerusalén sin que sus padres se dieran cuenta. Un día de camino no lo vieron, volvieron a Jerusalén; al cabo de tres días, encontraron a Jesús en el templo sentado entre los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Sus padres le dijeron que lo buscaban con angustia, Jesús dijo: ¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre?

A la edad de doce años, como adolescente, es el tiempo de sufrir confusión de identidad ¿quién soy yo y de dónde vine? Es el tiempo de interesarse en el entretenimiento mundano y juegos. Pero Jesús a sus doce años ya tenía establecida, muy claramente, su identidad de donde vino y en donde estar. Jesús sabía que debía estar en la casa de Dios siendo hijo de Dios. Por esta identidad, Jesús fue al camino de la verdad y a la misión sin sacudirse ante la dificultad. Pero Jesús bajó con sus padres a Nazaret y vivió sujeto a ellos.

Pregunta: ¿Quién soy yo y en dónde debo estar?

Una Palabra: En la casa de Dios.

Leave a Comment


NOTE - You can use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>