LA GLORIA DE DIOS LLENA EL TEMPLO

Ezequiel 43:1-27

“Y me alzó el Espíritu y me llevó al atrio interior; y he aquí que la gloria de Jehová llenó la casa”. (5)

“Habitaré en medio de ellos para siempre” (1-12).

Volviendo a la entrada este (que era la principal) del templo, Ezequiel vio venir la gloria de Dios. El Glorioso llenó el templo visionario. Dios explicó que era el lugar de su trono en medio de su pueblo. El Dios Santo vivía al lado, pero la gente había profanado su santo nombre por su idolatría. Dios reveló este templo visionario para que se llenaran de vergüenza y se arrepintieran por su idolatría. De esta manera ellos pueden tener esperanza para su futuro, ya que Dios planea vivir con ellos para siempre.

Restauración del altar (13-27)

¿Cómo puede el Dios Glorioso y Santo vivir entre los pecadores? A través de los sacrificios en el altar. Ellos debían reconstruirlo y purificarlo de acuerdo a las formas prescritas por Dios. Solo entonces los aceptaría Dios. Nosotros también nos hacemos aceptables a Dios solo a través del único camino, Jesucristo, cuya sangre derramada es el sacrificio perfecto por los pecados y la reconciliación con Dios.

Oración: Padre, gracias por crear una manera de vivir con nosotros para siempre en Jesús. Ayúdeme a adorarle.

Una palabra: Ve la Gloria de Dios en el rostro de Cristo.

LA VISIÓN DE DIOS DEL TEMPLO

Ezequiel 40:1-42:20

“En visiones de Dios me llevó a la tierra de Israel, y me puso sobre un monte muy alto, sobre el cual había un edificio parecido a una gran ciudad, hacia la parte sur”. (40:2)

Características del templo

Después de un exilio de 25 años, Ezequiel escribe su última entrada (cap. 40 a 48). Dios le da visiones del templo y de la restauración de Israel. Los detalles del templo enfatizan su tamaño. Tiene muchas puertas y muros, está bien construido y es seguro. En una alta montaña, el templo se eleva tres niveles, ascendiendo al lugar santísimo. La mayor parte del templo está llena de habitaciones para los sacerdotes y facilita los sacrificios a Dios; tanto los animales como la mesa para pan (41:22).

Lo que el templo revela sobre Dios

La razón completa de esta visión fue dada en el siguiente capítulo. Pero este templo seguro y totalmente operativo revela la fidelidad y santidad de nuestro Dios. Mientras que el templo de Israel fue destruido debido a su idolatría, el templo de Dios era prístino; sin defecto o interrupción. La manera de conocer y adorar a Dios se mantiene por la fidelidad de Dios.

Oración: Padre, gracias por ser fiel y santo. Ayúdeme a conocerle y adorarle a su manera.

Una palabra: Nuestro Dios es fiel y santo.

ELLOS SABRÁN QUE YO SOY EL SEÑOR SU DIOS

Ezequiel 39:1-29

“Y sabrán que yo soy Jehová su Dios, cuando después de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar allí a ninguno de ellos”. (28)

El Señor ha hablado y lo haré (1-8)

Conforme a la profecía, Dios derrotaría a Gog para dar a conocer su santo nombre a las naciones. El Señor enfatiza su palabra hablada. Gog podrá conspirar, pero es la voluntad del Señor la que se cumple.

Lo que Israel debería aprender (9-29)

Usando una alegoría detallada en la que Israel usa armas como combustible por 7 años, entierra a los muertos por 7 meses, y un gran festín de animales salvajes, ¿qué debe aprender el pueblo de Dios? Israel estaba exiliado en Babilonia en ese momento. La futura invasión y derrota de Gog no parecía estar relacionada. Debían aprender que estaban en el exilio por sus pecados. Dios los estaba disciplinando a través de Babilonia, y los restauraría totalmente a su tierra y a su Dios. En Pentecostés, Dios derramó su Espíritu sobre todos los que creen en Jesús. Gog representa a Satanás, que ataca a la iglesia de Dios. Pero no debemos temer; su derrota está asegurada.

Oración: Padre, gracias por ser nuestro Dios y derramar su Espíritu para que podamos ser su pueblo.

Una palabra: El Señor es nuestro Dios.

SERÉ ENGRANDECIDO Y SANTIFICADO

Ezequiel 38:1-23

“Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová”. (23)

El Señor Soberano está en contra de Gog (1-13)

Gog de Magog representa la ambición de las naciones sin Dios. Él reúne una alianza para saquear las aldeas sin murallas. Sin embargo, el Señor Soberano conoce sus pensamientos. A lo largo de la historia, Dios levanta y hace descender a las naciones. Detrás de su poder arrogante está Satanás, cuya derrota final se prefigura aquí (ver Ap 20:7-10). Ningún plan prevalece contra Dios.

Dios probó ser santo a través de Gog (14-23)

Gog pensaba que Israel era como otras naciones: a la merced de su gran horda (14-15). Pero Israel es diferente porque ellos son el pueblo de Dios. Dios está con su pueblo, y por muchos años les había hablado de la venida de Gog por medio de los profetas. En su ira, Dios mismo destruirá a Gog completamente. Al ejecutar el juicio sobre Gog, el Señor Soberano demuestra que él es grande y santo a los ojos de todas las naciones.

Oración: Padre, Usted es increíble y genial. Todo está en sus manos y demuestra su santidad. Confío en su soberanía hoy.

Una palabra: El Señor es Soberano.

EL PACTO ETERNO DE PAZ

Ezequiel 37:1-28

“Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos”. (26a)

“Huesos secos, oíd palabra de Jehová” (1-14)

Dios llevó a Ezequiel a un valle de huesos secos y le hizo profetizar sobre ellos. Cuando él obedeció, ellos se hicieron carne animados por el aliento de Dios ─un vasto ejército. Esta demostración reveló el poder de Dios. El pueblo de Dios estaba en la tumba, como huesos secos. Ellos no podían hacer nada, así que Dios mismo los levantaría por su poder y Espíritu. Estábamos muertos en nuestros pecados, pero es Dios quien nos da vida en Cristo por medio del evangelio (Efesios 2:1, 4-5).

Una nación bajo un pastor (15-28)

Dios uniría a la nación dividida de Israel en una nación bajo un solo pastor, el Rey David. Dios estableció un pacto eterno de paz. Esta promesa se cumple en Jesús, nuestra paz, quien destruyó las barreras para hacernos uno (Ef 2:14-15). Somos vivificados, salvos de nuestros pecados, unidos en un solo reino para ser el pueblo de Dios y morar con él para siempre. Esto es posible porque Dios, quien es fiel a su pacto, lo hará.

Oración: Padre, gracias por su pacto de paz. Ayúdeme a confiar y a poner mi esperanza en Usted.

Una palabra: Escucha la palabra del Señor.