SEÑOR, CONSUÉLAME EN MI AFLICCIÓN

Job 36:1-33

“Al pobre librará de su pobreza, y en la aflicción despertará su oído.” (15)

PRIMERO, LAS RESPUESTAS DEL JUSTO Y AL IMPÍO (1-15).Existe una diferencia entre el justo y el impío en sus reacciones ante la aflicción. El justo reconoce su pecado y se arrepiente mientras que los hipócritas de corazón atesoran para sí ira. Ellos no perdonan. Ellos culpan a Dios Eliú insinuó que Job había sido atado por Dios, para guiarlo al arrepentimiento y a la libertad. Para los justos, las pruebas nos deben llevar a Dios y arrepentirnos. Nunca es fácil hacerlo cuando estamos sufriendo, pero debemos saber que Dios es amor. Él está vivo y nos hablará seguramente en nuestras aflicciones. Él nos anima a madurar en nuestra fe y a acercarnos más a él.

SEGUNDO, ALABA SU GRANDEZA (16-33).Dios es exaltado en su grandeza. Los justos deben alabar y honrar a Dios a pesar de las difíciles circunstancias. Cuando estamos sufriendo, la última cosa que queremos hacer es engrandecer a Dios. Nos volvemos egoístas, buscando alivio. Pero Dios quiere que alcemos nuestros ojos por encima de nuestras difíciles circunstancias y los enfoquemos en las cosas de arriba, hacia Dios mismo, incluso cuando no entendemos completamente lo que está sucediendo.

Señor, consuélame en mis aflicciones. Ayúdeme a engrandecer su gloria hasta los confines de la tierra.

Una Palabra: Escucha a Dios y alaba su gloria.

LA FAMILIA DE JESÚS

Mateo 12:38-50

“Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.” (50)

PRIMERO, HE AQUÍ ALGO MÁS GRANDE (38-45).Los líderes religiosos presionaron a Jesús de nuevo pidiendo una señal. Ellos se negaban a aceptarlo como el Mesías. La resurrección de Jesús sería la señal. Incluso los gentiles malvados como los de Nínive y la reina del Sur se arrepintieron y reconocieron la grandeza en Jonás y Salomón, pero la generación de Jesús no le reconoció, incluso a pesar de que él es mayor que Jonás y Salomón. Ellos no le recibieron como Mesías y Señor. Si ellos persistían en rechazar el señorío de Jesús, el resultado sería cada vez peor.

SEGUNDO, LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA DE JESÚS (46-50).Los miembros de la familia de Jesús vinieron a verlo. Jesús dijo: “¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?” En contraste con la generación que demandaba señales, los discípulos de Jesús lo aceptaron como su Señor, y lo siguieron con compromiso. Jesús señaló que ellos eran su familia. La voluntad del Padre es que recibamos a Jesús como Señor y le sigamos. Aquellos que lo hacen tienen el privilegio de ser parte de la familia de Jesús.

Gracias Padre por enviar a Jesús a abrir el camino para poder ser tus hijos. Ayúdeme a aceptar a Jesús como mi Señor.

Una Palabra: Jesús es mayor que cualquiera.

JESÚS ECHÓ FUERA LOS DEMONIOS POR EL ESPÍRITU

Mateo 12:22-37

“Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.” (28)

PRIMERO, JESÚS RESPONDE A UN ATAQUE IRRACIONAL (22-29)Cuando las personas vieron a Jesús sanar a un ciego y a un mudo, empezaron a pensar que Jesús podía ser el Mesías. Los fariseos, para desacreditar a Jesús, le acusaron de trabajar para el príncipe de los demonios. Jesús señaló que un reino dividido no puede permanecer. El ministerio de Jesús fue una guerra espiritual en contra del trabajo de los demonios. Su venida por medio del Espíritu de Dios trajo el reino de Dios a las personas en ese tiempo. Jesús sometió a Satanás, y saqueó su casa, liberando a aquellos que eran mantenidos cautivos por el pecado.

SEGUNDO, JESÚS ADVIERTE SOBRE LAS MALAS PALABRAS (30-37).Las palabras ociosas de acusación dichas por los fariseos no eran pequeña cosa. Ellos estaban cometiendo blasfemia contra el Espíritu Santo, lo cual no será perdonado. Jesús mostró como eran sus corazones. Sus palabras eran el fruto de un corazón lleno de maldad: celos e intenciones asesinas contra Jesús. Nosotros daremos cuenta por las palabras vacías y sin sentido que hablemos.

Padre, gracias por Jesús, cuyo trabajo fue traer tu reino. Ayúdeme a arrepentirme de mis pobres palabras y a guardar todas las palabras de Jesús en mi corazón.

Una Palabra: Jesús el Mesías trajo el reino de Dios.

JESÚS ES SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO

Mateo 12:1-21

“Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.” (8)

PRIMERO, “MISERICORDIA QUIERO, Y NO SACRIFICIO” (1-14).Los fariseos acusaron a los discípulos de Jesús de hacer lo que era ilícito en el día de reposo cuando ellos tomaron espigas y comieron. El concepto de los fariseos sobre el día de reposo no era el correcto. Jesús les desafío a estudiar la biblia, mostrando que David y los sacerdotes fueron personas que hicieron algo que parecía ilícito, sin embargo ellos eran inocentes. Los fariseos no entendían el corazón misericordioso de Dios al dar el día de reposo. Jesús sanó a un hombre con una mano seca para enseñar que hacer el bien durante el día de reposo es lícito. Jesús brinda un entendimiento positivo del día de reposo mostrándolo como la misericordia de Dios para los pecadores. Jesús es el Señor del día de reposo.

SEGUNDO, JESÚS ES EL SIEVO ESCOGIDO DE DIOS (15-21).Aunque los fariseos y otros rechazaron a Jesús, teniendo él que apartarse de allí, Jesús continuó con sirviendo a las personas necesitadas, sanando a todos los enfermos que venían a él. Mateo citó el libro de Isaías para mostrar que Jesús es el siervo escogido por Dios. Él vino a mostrar la misericordia de Dios a la caña cascada y al pábilo humeante a través de traerles justicia. En su nombre todas las naciones pondrían sus esperanzas. La misericordia de Jesús es la esperanza de todos los pecadores.

Padre, gracias por tu misericordia al darnos el día de reposo. Ayúdeme a encontrar la esperanza en Jesús el Señor.

Una Palabra: Jesús es el Señor.

VENID A MÍ Y YO OS HARÉ DESCANSAR

Mateo 11:20-30

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” (28)

PRIMERO, JESÚS RECONVINO A LAS CIUDADES IMPENITENTES (20-26).Jesús realizó muchos milagros en las ciudades de Galilea. Pero en ellas no hubo arrepentimiento. Jesús proclamó sus males, comparándolas con ciudades que eran claramente malvadas, para ayudarles a ver sus errores. Sin embargo Jesús tenía esperanza. Él vio la gran sabiduría de Dios y su plan de eliminar al sabio y al entendido, y darles la verdad a los niños que la recibirían con humildad y lo seguirían como su Señor.

SEGUNDO, JESÚS INVITA AL CARGADO (27-30).¿Cómo podemos ser como niños, y no como los sabios y entendidos sin arrepentimiento? Dios dio el camino para conocerle por medio de Jesús. Por medio de Jesús, nosotros podemos conocer a Dios. Aquellos que están trabajados y cargados en un mundo pecaminoso, son bienvenidos para recibir el verdadero descanso en Jesús. Este descanso viene para aquellos que humildemente siguen y obedecen a Jesús, tomando su yugo. Esto es arrepentimiento práctico. El descanso que ganamos es mayor que cualquier descanso que ofrece el mundo; este descanso es para nuestras almas.

Padre, gracias por la invitación de Jesús. Por favor ayúdeme a arrepentirme, a seguirle y encontrar descanso en él.

Una Palabra: Encuentra descanso para tu alma en Jesús.