EN ICONIO Y LISTRA

Hechos 14:1-18

Que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay. (15b)

Primero, en Iconio (1-7)

Cuando salieron de Antioquía de Pisidia, Pablo y Bernanbé fueron a Iconio que quedaba a unos ciento treinta kilómetros, al sureste de Antioquía de Pisidia. Como era su costumbre, ellos entraron a la sinagoga de los judíos y predicaron tan efectivamente que muchos creyeron. Dios confirmó su mensaje con milagros de sus manos. Sin embargo, la gente de aquella ciudad estaba dividida todavía. Peor aún, los judíos causaron disturbios con los gentiles y les forzaron a salirse de la ciudad a Pablo y Bernabé.

Segundo, en Listra (8-18)

El problema al que enfrentaron los apóstoles en Listra era diferente al de Iconio. En Iconio, el problema era la incredulidad. En Listra, el problema fue la idolatría. En Listra, el milagro que hacía Pablo, debía ayudar a la gente que creyera en su mensaje. Pero, ellos pensaron que habían descendido los dioses. Entonces, en vez de gloriarse, Pablo y Bernabé predicaron el evangelio con gran angustia, diciéndoles que dejaran la idolatría para convertirse al Dios vivo, único y verdadero. Si uno no se arrepiente ni se convierte al Señor, su vida sería malgastada en cosas insignificantes que no le pueden salvar.

Oración: Señor, ayúdenos a dejar cualquier cosa sin valor que estorba nuestra relación con usted.

Una palabra: Conviértanse al Dios vivo.

BENDICIÓN Y CONFLICTO EN ANTIOQUÍA

Hechos 13:42-52

Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos lso que estaban ordenados para vida eterna. (48)

Primero, los judíos rechazan el evangelio (42-47)

El sermón de Pablo dio gran impresión a la gente de la sinagoga en Antioquía. Tanto que ellos le pidieron a Pablo que regresara en la semana siguiente. De hecho, casi toda la ciudad se reunió en el siguiente día de reposo para oírle. Por esto, los judíos se llenaron de envidia y ellos empezaron a calumniar a Pablo y contradecir su mensaje. A pesar de este rechazo, Pablo tuvo el punto de vista de Dios y entendió por las Escrituras de que Dios estaba haciendo esto. Tener una perspectiva bíblica es vital para hacer la obra de Dios.

Segundo, los gentiles aceptaron el evangelio (48-52)

Lo que Pablo entendió correctamente de las Escrituras fue que el rechazo de los judíos hacia el evangelio, le permitía ir a los gentiles. De hecho, el mensaje nunca fue exclusivamente para los judíos. Se comprueba esto con la declaración de que “(ellos) estaban ordenados para vida eterna” (48). Dios había elegido a los que serían salvos entre los gentiles como lo había hecho con los judíos. Nosotros también somos partes de aquellos a quienes Dios había ordenado para vida eterna.

Oración: Señor, gracias por escogernos para vida eterna conforme a su buena voluntad.

Una palabra: Dios es el Soberano de la salvación.

EN ANTIOQUÍA DE PISIDIA

Hechos 13:13-41

Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, (38)

Primero, la enseñanza sobre la historia de Israel (13-25)

En Antioquía de Pisidia, Pablo y Bernabé empezaron su obra yendo a la sinagoga nuevamente. En este tiempo, ellos fueron invitados para hablar. Pablo empezó desde la esclavitud de Israel en Egipto hasta el presente, contando cómo Dios había elegido a Israel y había prometido enviar al Mesías en su descendencia. Pablo quiso declarar que Jesús era el elegido por Dios para salvar al mundo de su pecado.

Segundo, la enseñanza sobre la muerte y la resurrección del Cristo (26-41)

Cuando Pablo habló de Jesús, se enfatizó en dos cosas: su muerte y resurrección. Aunque la curación y la enseñanza de Jesús son importantes, las más importantes son su muerte y resurrección que constituyen el núcleo del mensaje evangélico (32) porque, por medio de él, se les anuncia perdón de pecados a todos los que creen (38, 39). Pablo no trató de probar esto con argumentos humanos ingeniosos sino se apeló únicamente a la autoridad de las Escrituras, a la misma autoridad por la que creemos.

Oración: Señor, gracias por enviarnos a Jesús, por su muerte y resurrección por medio de las cuales tenemos perdón de pecados y la vida eterna.

Una palabra: Cree en Jesús y recibe el perdón de pecados.

BERNABÉ Y SAULO FUERON ENVIADOS

Hechos 13:1-12

Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y Saulo para la obra a que los he llamado. (2)

Primero, el Espíritu Santo llama a Bernabé y Saulo (1-3)

El capítulo 13 señala un momento crucial en el libro de Hechos con un enfoque en la expansión del evangelio a los gentiles más que a los judíos. No es de extrañar, entonces, que este trabajo haya empezado desde la iglesia de Antioquía, la primera iglesia de los gentiles. Allí, el Espíritu Santo llamó a Bernabé y a Saulo para una obra importante. En especial, este llamamiento les llegó cuando ellos estaban alabando a Dios. Ellos entregaron su corazón a Dios y estaban listos para oír a Dios. Esto nos enseña una cosa importante – aún para hoy – que los mejores obreros de Dios deben ser primeramente los mejores adoradores a Él.

Segundo, la predicación en Chipre (4-12)

La isla de Chipre estaba cerca de Antioquía en la cual Saulo y Bernabé emprendieron su primer viaje misionero. Aunque ellos empezaron su predicación desde la sinagoga, no se registraron frutos de este empeño (5). De todos modos, a pesar de la oposición (8), ellos tuvieron éxito en la predicación del evangelio al procónsul romano en Pafos (12). Esto no era una cosa pequeña ya que aquel ocupaba una posición de gran influencia. Con este hecho, el ministerio a los gentiles empezó a crecer y avanzar.

Oración: Señor, denos corazón de alabanza y ayúdenos a servirle de manera que podamos oír su voz y responder a su llamamiento.

Una palabra: Adorar a Dios y oírle.

JORAM, UN REY MALVADO

2 Crónicas 21:1-20

Mas Jehová no quiso destruir la casa de David, a causa del pacto que había hecho con David, y porque le había dicho que le daría lámpara a él y a sus hijos perpetuamente. (7)

Primero, porque él se casó con una hija de Acab (1-7)

Joram, el primero entre los muchos hijos de Josafat, llegó a ser rey. Josafat trató de cuidar a sus hijos pero hizo que su primer hijo se casara con la hija de Acab y Jezabel. Por la mala influencia de una mujer, Joram mató a todos sus hermanos. Él siguió el camino de los reyes de Israel haciendo lo vil delante de los ojos de Dios. Sin embargo, Dios guardó su promesa de guardar la lámpara de David, especialmente por medio de Jesús en su descendencia.

Segundo, la carta de Elías a Joram (8-20)

Elías envió una carta pero Joram no se arrepintió. Por eso, todas las advertencias de Dios dadas por medio de Elías fueron cumplidas. Los filisteos y los árabes invadieron y se llevaron todos los bienes junto con sus hijos y esposas excepto a su hijo menor. A éste, se le salieron los intestinos y finalmente murió. Él no fue sepultado en las tumbas de los reyes.

Oración: Alabo a Dios quien guarda la lámpara de David, Jesús, a pesar de las maldades de los hombres. Levante a muchas mujeres santas entre nosotros.

Una palabra: Jesús, la lámpara de David.