LA MUERTE DE HERODES

Hechos 12:18-25

Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba. (24)

PRIMERO, HERODES ES HERIDO POR DIOS (18-23)
Después de que Pedro escapó, ocurrió una disputa entre Herodes y la gente de Tiro y de Sidón. Aquellas ciudades evidentemente quisieron hacer paz con Herodes pues su suministro de alimentos dependía de él. Tal vez para calmarlo, ellos le alabaron como a un dios. Al instante, un ángel de Dios le hirió porque no glorificó a Dios. Tal vez Herodes no podía tener control sobre lo que la gente decía de él, pero debía de corregirles (14:15). Por lo tanto, Dios hizo juicio sobre él, no solamente por clamar su divinidad, sino que también por la persecución hacia la iglesia.

SEGUNDO, LA PALABRA DE DIOS SE MULTIPLICA (24, 25)
Como una conclusión adecuada a esta parte de la narrativa, Lucas nos da una pequeña actualización, diciéndonos que la palabra del Señor continuaba creciendo. A pesar de la persecución y las dificultades que la iglesia tenía, el evangelio era predicado, personas eran salvadas, y las ofrendas de alivio a los creyentes en Jerusalén eran enviados.

Oración: Señor, ayúdanos a creer en su soberanía y a traer juicio a aquellos que se exaltan a sí mismos en contra de usted. Oramos que su palabra siga multiplicándose y creciendo.
Una palabra: La palabra de Dios avanza.